Una empresa sin objetivos es como un barco a la deriva, no llegará a ningún rumbo y en cualquier momento puede hundirse. Por esto, uno de los aspectos que no puede faltar es el establecimiento de metas a alcanzar. Es fundamental que los objetivos a lograr sean claros desde el primer momento y con un fin establecido; que a lo largo del trayecto, se puedan combinar con otros a corto plazo.  

Te invitamos a que sigas leyendo la siguiente nota y establezcas los propósitos que quieres alcanzar con la compañía o negocio en puerta, ¡es fácil, pero pon mucha atención!

Investiga la precisión de los propósitos a alcanzar.
Este debe ser medible, claro y contar con un rango de tiempo determinado.

Gracias a la competencia actual entre compañías, los directivos quieren obtener beneficios a corto plazo y reduciendo el costo posible (normalmente resulta un poco complicado). Por ejemplo, un objetivo realista sería intentar aumentar un 10 por ciento las ventas de un producto en el plazo de un año. Cuando el objetivo resulta ser claro y es entendido por el equipo, es fácil alcanzarlo. Te invitamos a leer también una nota de nuestro blog llamado Por qué es importante el por qué de tu empresa (Link para el artículo) https://bit.ly/2MlLiCD La idea es que sea el camino a seguir y que incluya herramientas suficientes para lograr la meta.

Busca fomentar más el trabajo en equipo 
De nada sirve establecer un objetivo si ninguno de los miembros se siente incitado a alcanzarlo. Es importante definir metas personales y organizacionales, en las que se comunique qué es lo que se espera de cada uno, detallar las funciones y las tareas. El resultado sería un colaborador satisfecho y listo para enfrentar cualquier reto.

Apuesta por los retos
Cabe recalcar que deben ser desafiantes y realistas, estas dos palabras deben ir de la mano. No debe ser algo que ya está sucediendo o está por pasar; deben crear un reto. Si resultan fáciles al principio, se vuelven estímulos para irse superando poco a poco y no solo como empresa, también como colaborador. 

Junta al equipo para una retroalimentación
Las metas a alcanzar deben ser monitoreadas constantemente, es necesario que los colaboradores reciban una retroalimentación para garantizar el éxito.  Se deben planificar reuniones para saber los avances, hacer ajustes en caso de ser necesario y verificar que las estrategias establecidas sean las apropiadas. 

Establece nuevas herramientas
Puede consistir en una capacitación o software especializado. Es conveniente estar al pendiente de si el colaborador necesita alguna herramienta en específico para lograr el éxito en la campaña u objetivo. 

Esperamos que este artículo te haya servido para reflexionar acerca de la importancia de los objetivos en el éxito de tu negocio. Como podrás leer, todo se logra con tiempo, organización, paciencia y cooperación de todo el equipo. Este año nuevo, tómalo como un nuevo propósito y ¡a trabajar se ha dicho! ¿Quieres conocer más sobre el método de trabajo que manejamos en Paté? Contáctanos, ¡nos encantará conocerte!